Alicia Misrahi

     volver >>>    

 

Fuego en el cuerpo
las pasiones de las mujeres
  Alicia Misrahi
Robin Book, 2004
Fuego en el cuerpo

En este libro la mujer es protagonista sea porque despierta al sexo tardíamente, como Lady Chatterley, que conoce la pasión con Mellors, el guardabosque, por primera vez o porque es puro fuego desde muy joven, como Flossie, una preciosa adolescente con cuerpo de mujer que se entrega sin pudor a juegos sexuales con lengua y espera con impaciencia el momento de iniciarse en la penetración.

Hay testimonios de mujeres, como el de la cantante Wilhelmine Schroeder-Devrient que narra su gustosa iniciación al coito o, ya en nuestros días, el de arena, una sumisa y masoquista que cuenta uno de sus fines de semana, prólijo en morbo, varazos y sexo. Pero también hay descripciones de cómo los hombres ven a las mujeres y el sexo como el descubrimiento del cunnilingus que hace el seductor Frank Harris, que tan útil le será durante toda su vida, y los ceremoniosos encuentros de Fanny Hill, en el que las mujeres se excitan al ritmo que marcan los hombres y siempre están dispuestas.

Hay también relatos divertidos y muy morbosos, como las aventuras sexuales de las monjitas con su jardinero -es sabido que los jardineros son muy socorridos para estos menesteres- en el típico relato victoriano Escenas lascivas en el convento o la improvisada y ocurrente voyeur de Memorias de una cortesana veneciana.

La antología recoge relatos explícitos como el doble intercambio de parejas de La educación de Laure y relatos que no dan tantos detalles, pero no por ello son menos excitantes como Anandria o Confesión de la señorita Safo, donde la protagonista tiene cuatro encuentros sexuales con otros cuatro hombres.

Hay mujeres torturadas, como las protagonistas de Sor Monika, que tienen que aprender lo que es el dolor y el placer y torturadoras, como la magnífica Wanda de La venus de las pieles o la en principio sometida esposa de Eternamente tuya , que se venga maliciosamente de su marido en un sueño.

El resultado es un juguetón repaso a las diferentes ocasiones en que las mujeres son protagonistas del sexo, sea porque se dedican a ello profesionalmente, como algunas cortesanas de altas ambiciones y honorarios altísimos o algunas aspirantes a cortesanas; porque son iniciadoras o domadoras de hombres y los llevan a la perdición; porque inician a otras mujeres en el sexo; porque se inician asombradas y anhelantes mirando como sus mayores follan; porque dirigen las pasiones de los hombres; porque los torturan; porque se dejan llevar por la curiosidad y comparten su sensualidad con sus amigas; porque no tienen ningún problema en narrar con pelos y señales en primera persona sus aventuras sexuales; porque sueñan; porque anhelan; porque cumplen deseos y caprichos...

   
 
Flossie. Anónimo. Publicado en 1900  (+)
Eternamente tuya de Ana de Rivera  (+)

 

     volver >>>